La resiliencia, clave para las personas y para las empresas

No creo que muchos dudéis a estas alturas del partido de que el covid-19 nos ha hecho como personas más resilientes, o desde luego nos ha predispuesto para ello. Pero, también, y organizativamente, a los empresarios les ha puesto en el espejo de serlo, especialmente desde el punto de vista financiero, de gestión y planificación.

Ya sabíamos que el cliente debía estar en el centro de nuestra estrategia, que el capital humano y el talento estaban por encima de todo, que cuidar a nuestro personal (dotarlo de las herramientas y el entorno óptimo para desempeñar sus funciones) es más que fundamental, como lo es el espíritu de colaboración y de equipo. Hoy, lo que eran reglas de oro han pasado a ser de platino: son insustituibles, de obligado cumplimiento.

Precisamente en escenarios caóticos cobran fuerza y destacan las empresas de procesos ágiles, inteligentes en el uso de la tecnología, sensibles en la explotación de la información, con reflejos para la monitorización de datos y la toma de decisiones. Es cuando da la sensación de que todo se desmorona, se fragiliza y carece de cimientos, cuando cobra un peso específico la virtud de encontrar respuestas a las demandas que no pueden esperar.

Pienso que somos mayoría los emprendedores que consideramos que la burocratización de las compañías es un error de primera magnitud (¡bastante tenemos con sufrir la de la Administración!). En este sentido, y a quienes no estaban aún en este carro, la crisis del covid-19 ha abierto los ojos a quienes aún mandaban en sus compañías a través de la aplicación de procesos complejos que, cuando verdaderamente se ponen a prueba, se revelan inútiles. ¿Sabremos ver que la resiliencia es clave si verdaderamente buscamos un cambio de chip?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Get started

If you want to get a free consultation without any obligations, fill in the form below and we'll get in touch with you.