Pacquiao o la victoria contra la depresión… y el suicidio

Se nos helaba la sangre en el paso de septiembre a octubre cuando el gran campeón filipino anunciaba su adiós. Evitó el suicidio gracias a la Biblia el único púgil -dicen y escriben afamados promotores- que resiste la comparación con Alí.

Tremendamente devoto, comprometido hasta la médula con los más débiles, proyectando ahora la carrera para hacerse con la presidencia de su país. Sobrados mimbres para adquirir -hace años- la categoría de leyenda.

Se hizo con 12 títulos mundiales en 8 categorías diferentes, del mosca al súperwelter; ha sido verdugo de varios campeones del mundo (Sasakul, Barrera, De la Hoya o Bradley). Su récord de 62 victorias, 8 empates y 2 derrotas, con 39 triunfos por KO, está al alcance sólo de los elegidos.

Ha fundado el MCP, Movimiento Campeón del Pueblo, para intentar el último gran asalto, a la jefatura del gobierno de uno de los países más pobres del mundo. Se considera cristiano, de derechas y demócrata. Es tenaz con sus ideas, partidario de la pena de muerte y contrario al matrimonio entre homosexuales, entre otros planteamientos personales que llevará a la política, donde no es nuevo.

“Era mujeriego, apostador, juerguista. Tenía que expiar mis pecados”. Así explica cómo estuvo al borde del suicidio, tras tomar la decisión de quitarse la vida. No lo hizo. De rodillas, en la soledad de una habitación de un hotel en Las Vegas, un día lloró amargamente sintiéndose culpable y sucio. Decidió refugiarse en la Biblia.

Es la otra cara del deporte de elite. Lo que no se ve. Lo que existe, al otro lado de los focos y los titulares. La lucha del guerrero, del campeonísimo, contra su persona, sus miedos, sus fantasmas, su conciencia golpeándole a fuego en lo más hondo de su ser. Prevaleció. Sólo lo hacen los grandes. De corazón y de cabeza. Y Pacman ha acreditado que lo es.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Get started

If you want to get a free consultation without any obligations, fill in the form below and we'll get in touch with you.