La gala del deporte femenino: otro escalón más

Peldaño a peldaño se va subiendo una escalera deseable para quienes entienden quizá la única realidad posible de leer: que el deporte es un escaparate al que la sociedad, con mayor o menor fijeza, pero continuamente mira. Y de ahí que sea especialmente significativo y recomendable estudiar el impacto de lo que en esa cristalera se muestra o exhibe.

Recientemente se ha celebrado la gala de los Premios MARCA del Deporte Femenino 2020-21, que han aunado la quinta edición de los Premios del Fútbol Femenino y un homenaje a algunas de las deportistas olímpicas y paralímpicas más destacadas en los Juegos de Tokio.

Hay eventos en los que resulta fundamental mirar más allá de los metales, de los focos, de las alfombras rojas… incluso más allá de la pasarela de modelos que configuran los protagonistas. ¿Por qué? Su mensaje social puede llegar a ser no potente sino estruendoso. Y en esta ocasión lo es. Por fortuna.

Las mujeres premiadas son una inspiración para las actuales y las futuras generaciones. Las mujeres premiadas lo han sido por su talento y compromiso, por su esfuerzo y dedicación… no sólo por sus resultados, que también.

“Mi madre me ha dicho que si sigo ganando Copas va a tener que sacar a mi hermano de casa. Ya le he dicho que vaya saliendo porque voy a por ellas”. Ésas han sido las palabras, rabiosamente elocuentes de Jenni Hermoso, Pichichi de la Primera Iberdrola. ¡Pura ambición! Y pura naturalidad. Sin complejos, con desparpajo, en un registro hace años absolutamente inimaginable en el deporte femenino.

Mención aparte ha merecido la nadadora Marta Fernández, con parálisis cerebral y gran sensación española en Tokio, de donde regresó con la colección completa de medallas: oro, plata y bronce, además de un récord del mundo; todo, en la temporada de su debut.

Los sueños con frecuencia se hacen realidad. Y a través de galas que recogen el pasado más reciente y proyectan el porvenir de nuestras campeonas se consigue algo rupturista: que, por ejemplo, las futbolistas del mañana ya no sueñen con ser Cristiano o Messi o Benzemá, sino que aspiren a ser Jenni Hermoso. ¿Somos capaces de ver el salto?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Get started

If you want to get a free consultation without any obligations, fill in the form below and we'll get in touch with you.