Gavi: el éxito de la precocidad y la sencillez

El mundo del fútbol avanza y gira a una velocidad tal que, de cuando en cuando, vale la pena detenerse (incluso es más que conveniente) para analizar tendencias que cuajan, y sus repercusiones en diferentes ámbitos.

No es la primera vez que un jugador da el salto a La Liga con diecisiete o dieciocho años, pero tampoco es lo más frecuente; y menos, que lo haga en uno de los grandes. Sin embargo, de un tiempo a esta parte observamos cómo hay plantillas que están diseñadas y conformadas en su amplísima mayoría por sub-21: jóvenes promesas por debajo o muy por debajo de esa edad que, de golpe y porrazo, cristalizan y, aunque resulte casi insultante ponerlo negro sobre blanco, se consagran.

Los casos del actual Fútbol Club Barcelona, o de la Selección Española de Luis Enrique, son paradigmáticos. Y, entre ese elenco de nuevos jugadores de peso, está el caso de Gavi. “Lo mejor que tiene él es que parece que está jugando en la calle con el balón”, dijo en cierta ocasión su también joven padre, y con ello seguramente resaltó uno de los elementos más vistos del blaugrana: su desparpajo, su descaro abrupto y eficaz, su categoría y su estilo innegociable.

“En el fútbol no tiene nada que ver la edad con lo que eres capaz de hacer”, volvía a remachar su progenitor hace unos meses tras la gran victoria en La Cartuja ante Suecia. “Su madre y yo siempre le hemos dicho lo mismo: sé quien tú eres y no te creas nunca nadie más. No olvides nunca que eres de tu pueblo y no te creas nunca nada. No hace falta decírselo porque viene de una familia normal”.

En efecto, la edad biológica no siempre se corresponde con la mental, con la madurez que es capaz de desarrollar, de repente, quien se ha criado en una familia de clase media española y se ve aupado a la fama, e impulsado en paralelo por una nómina desorbitada. En esos primeros compases de la etapa ya como profesional de cada deportista se forja, con más asiduidad de la que pensamos, la forja de lo que será su camino y su futuro. La sencillez siempre casa y suma, da condiciones positivas a la precocidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Get started

If you want to get a free consultation without any obligations, fill in the form below and we'll get in touch with you.