El deporte debe abanderar, también, la Inclusión

La sociedad se mueve y va conformando y creando sus propios valores, identificándolos, respetándolos, en gran medida a través de lo que percibe en los grandes centros en los que se dibuja la opinión pública. Uno de ellos es el sistema educativo, otro es la familia; un tercero, indiscutiblemente, es el espacio que abarcan los medios de comunicación en la era digital, tan proclives a fomentar no sólo tendencias y modas sino realidades que son asumidas y que colectivamente se establecen para solidificar y quedarse.

    Hoy es imposible separar la influencia del deporte en la población de su difusión masiva precisamente a través de la televisión o las redes sociales. De ahí que sea tan importante que, como se ha constatado estos días, la celebración de los Juegos Inclusivos sea un paso más en el objetivo de que todos los deportistas, con discapacidad o no, tengan las mismas oportunidades. Y en consecuencia, se consiga de esta manera llevar al terreno de juego la promoción de la justicia, de la dignidad, de la igualdad real.

Era una necesidad que el Consejo Superior de Deportes aumentase en el último año un 375% el presupuesto del Comité Paralímpico, como ha hecho.Era una reivindicación histórica y justa para cuyo cumplimiento no se podía esperar mucho más.

No siempre hay que atender los discursos oficiales, y menos oficialistas, porque con frecuencia funcionan como cortinas de humo, más cuando éstos aterrizan desde un ángulo político en el campo puro y duro del deporte. Pero aquí, el gobierno de España acierta cuando pretende que nuestro país sea un ejemplo “de diversidad, de acogida y de integración”. Obras son amores…y se están construyendo por la buena vía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Get started

If you want to get a free consultation without any obligations, fill in the form below and we'll get in touch with you.