El caso Biles y la olla a presión de Tokio

A veces ocurre lo imprevisible, y ahí está también la magia del deporte. Pero lo inesperado tiene en ocasiones formas crueles de manifestarse o, como mínimo, formas que nos mueven a la reflexión. La campeona Simone Biles se retiraba hace horas de la final por equipos tras su salto, al tiempo que declaraba: “tengo que centrarme en mi salud mental”. Esto, aspirando a seis oros en Tokio, todo un reclamo a la luz de las ausencias de Phelps o Bolt.

Es una gran estrella y abandona: “después de la actuación que hice, no quería seguir. Tengo que centrarme en mi salud mental; tenemos que proteger nuestra mente y nuestro cuerpo y no limitarnos a hacer lo que el mundo quiere que hagamos. Ya no confío tanto en mí misma. Tal vez sea por hacerme mayor. No somos sólo deportistas, somos personas al fin y al cabo y a veces hay que dar un paso atrás”.

La declaración de Biles debería quedar grabada a fuego en la mente de cada atleta, especialmente de elite. ¿Por qué? Porque a veces olvidamos que el factor humano significa que somos limitados, incluso en nuestras capacidades y nuestras habilidades, en nuestro talento y en nuestra fuerza, en nuestra resistencia.

Extremadamente los campeones se distinguen no sólo por dar lo mejor de sí mismos sino por hacerlo en proporciones descomunales, únicas, envidiables, difícilmente imitables. Pero también hay rayas rojas que se ven impedidos a rebasar y que tienen en cuenta, que perfilan sus contornos psicológicos.

El caso Biles no sólo deja a la luz que Tokio, como cada sede de los JJOO, es una olla a presión. Pone en mayúsculas y en negrita la imperiosa necesidad de trabajar con más ahínco y persistencia, con más profesionalidad y empeño, el coaching deportivo. En efecto, no sólo es una cuestión de hacerlo para que cuelguen más medallas del cuello de los olímpicos; es un asunto de salud mental. ¿Hay algo más importante?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Get started

If you want to get a free consultation without any obligations, fill in the form below and we'll get in touch with you.