‘Arruinados’: la formación y el entorno en la vida del deportista

Desde que el mundo del deporte, empezando por el fútbol, se convirtió en industria y en un muy lucrativo negocio, hay una pregunta que viene y va, incesantemente: ¿cuánto es necesario ganar durante la carrera, antes de la retirada, para poder vivir sin apreturas ni estrecheces el resto de la vida?

Aquí, como en tantos casos, nos cercioramos de que lo decisivo a veces no es encontrar las mejores respuestas a una pregunta sino en formular las preguntas adecuadas. Y, en este caso, el interrogante está planteado en términos no sólo inadecuados sino incluso lesivos.

El reportaje Arruinados, de Movistar TV, prueba en las trayectorias de Darío Silva y Óscar Téllez, exjugadores de Primera División en Alavés, Valencia, Villarreal, Málaga o Sevilla, que cuando concluye el periplo sobre el césped, lo que espera fuera puede transformarse en un verdadero drama y, directamente, en una película cuyo guión se sustancia en la lucha por una supervivencia más o menos digna tras haber tocado las estrellas.

Hay una cuestión, la correcta, que debería plasmarse durante el periodo fértil de un futbolista: ¿qué tengo que hacer, más allá de rendir sobre el terreno de juego, para poder seguir una vida acorde con la que me correspondería una vez cuelgue las botas? El entorno es fundamental, la formación lo es, sin duda los contactos, la experiencia más allá del mundo del balón también…

Son todas facetas que hay que cultivar, regar, que deben trabajarse año a año y temporada tras temporada para que no se pinte un panorama de ruina -o amenaza de la misma- cuando se diga adiós a los treinta y tantos, llegando la depresión, los miedos, la frustración y la decepción… la peor cara del fracaso.

Es vital que las familias tengan claro (ya desde las categorías-base, porque los clubes lo han interiorizado) que los estudios cumplen una función, que cuando llega la retirada incluso de un deportista de elite quizá no haya tocado ni el ecuador de su vida, que sólo desde unos cimientos sólidos es posible seguir adelante, recomponer, pasar página de la mejor manera… y luchar por mil formas diferentes de seguir triunfando, en lo profesional y en lo personal, ya sin un esférico entre los pies.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Get started

If you want to get a free consultation without any obligations, fill in the form below and we'll get in touch with you.