Andrés Iniesta: el héroe y la depresión inesperada

“Pasan los días, no mejoras, todo se va volviendo nublado o negro”. Conocíamos sobradamente, y por desgracia, la depresión que padeció en su momento el histórico mediocampista del Barcelona, pero hay que admitir que en el magnífico reportaje Iniesta: el héroe inesperado (Movistar TV) quedan retratados sus padecimientos en una dimensión profunda, descarnada, sin grises. Un aldabonazo para la reflexión.

Fue uno de los grandes futbolistas (y más laureados) durante toda una década. Pero nada de eso sirvió como colchón. Al contrario. Apenas a los 25 años, cuando ya era una figura mundial, justo tras haberse consagrado campeón por segunda vez de la Champions League con el equipo culé ante el Manchester United en Roma, llegó lo peor.

Familiares y ex compañeros se manifiestan sobre aquel trance. “La noche que vi que estaba muy mal fue cuando me dijo si se podía acostar al lado mío, a medianoche. Él dormía arriba y nosotros, abajo. Se me cayó el mundo encima”, explica María Luján, su madre. Ella ya había puesto en alerta a la familia: “lo veía raro porque se iba muy pronto a la cama y no comía, pero aquello de bajar a nuestra cama con 25 años ya no era normal”. También su esposa, Anna Ortiz, le notó ausente durante las vacaciones de verano que disfrutaron juntos tras una temporada histórica para el Barça de Guardiola.

“Te das cuenta de que no tienes vitalidad. Comencé a entrenar, pero no me sentía bien. La lesión no mejoraba. Y luego lo Dani Jarque. Fue como un disparo muy potente que me hizo volver a caer abajo porque no estaba bien”, confiesa en un fragmento del documental.

Quizá era imposible taparlo pero, sea como fuere, los hechos trascendieron. Iniesta fue uno de las pocas estrellas que en España, y en la altísima competición, dio el paso para salir del armario de la salud mental, o en este caso de la falta de la misma. Es un caso que no podemos olvidar. Aunque sólo sirva, nada más y para menos, que para ser conscientes de que en plena gloria puede llegar la tristeza, las situaciones personales más dudas, los minutos en los que no se saca nada en claro. Y hay que saber identificar eso, diagnosticar eso, tratar con especialistas eso… y vencer a eso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Get started

If you want to get a free consultation without any obligations, fill in the form below and we'll get in touch with you.